jueves, 8 de septiembre de 2016

Miembros de Arachne: Axel A. Giaroli

 
Otro día más, mostramos al mundo otro los miembros de nuestro sello. Se presenta el mismo, un autor que dará mucho que hablar: 

AXEL A. GIAROLI
 
 
 
Nací en Sevilla, Andalucía, el 10 de abril de 1989. Irónicamente —y a pesar de que ni siquiera hablo el idioma— mi nacionalidad es holandesa. Posiblemente soy uno de los miembros más jóvenes del sello Archne, ya que tuve mi infancia en los años noventa y mi adolescencia a principios del nuevo siglo. Por ello, me considero eso: un chaval de los 90's que ha vivido a caballo entre el final del siglo XX y principios del XXI.
Cuando era niño no me gustaba leer. Más bien era del tipo nervioso: veía a los Power Rangers en la televisión, jugaba mucho a Streets of Rage o a Golden Axe con la Sega y a veces iba con mi hermano y mi viejo a prácticar fútbol o estar en los columpios del Parque del Alamillo. Sin embargo, cuando cumplí los nueve o diez años, mi padre me compró El juego de Ender, de Orson Scott Card, y desde entonces no ha habido un libro de ciencia ficción, fantasía o aventuras que haya sido capaz de soltar. Lo cierto es que como escritor, le debo mucho a mi viejo. Gracias a él le agarré el gusto al mundo de la cinematografía. En la época en que él vivía en Marbella, todos los fines de semana íbamos al cine o alquilábamos un par de películas en el viejo videoclub de la Avnd Ricardo Soriano. También, comencé a leer su colección de novelas de Isaac Asimov, algunas de sus historietas traídas por él de Argentina como La andanzas de Patoruzito, Mafalda, El Ficcionario o El Eternauta y magazines como El Péndulo o Fierro.
Influido por todo esto, decidí que quería ser director de cine o guionista de cómics. Por ello, fui a estudiar a la Facultad de Ciencias de la Comunicación Audiovisual de la Universidad de Málaga (UMA). Aunque lo cierto es que pronto descubrí que ser director de cine no era lo mío, me topé con materias con las que sentí una inmediata afinidad: «Guión: Proceso y Técnicas» y «Narrativa Audiovisual». Más adelante completaría mucho más mi formación con otras de libre configuración como «Literatura Italiana», «Literatura Erótica Española», «Mitología Griega» y un curso de «Literatura Infantil y Juvenil» que realicé en la Facultad de Magisterio de la UMA. Para cuando concluí mi formación, había decidido que tenía que ser escritor.
 
 
Siendo sincero, apenas tengo experiencia en el ámbito profesional. Empecé a escribír algunos fanfictions y relatos primerizos de forma muy tardía: a la edad de diecisiete años. No obstante, si queremos pensar en cuándo comencé a trabajar de forma «seria», diría que fue el momento en que decidí participar en el 1er Concurso de Retrorelatos patrocinado por la revista dígital Retro Maniac Magazine dedicada a juegos indies y antiguos. Quedé en segundo lugar y como premio publicaron mi historia en el Nº8 de la revista, ilustrada por Alfonso Azpiri, y en una antología de edición limitada. Eso confirmó que mis habilidades eran bastante decentes y me hizo plantearme nuevos retos.
 

Más adelante, me quitaría la espina al conseguir el primer lugar en la segunda edición de este certamen. Por ello, logré encabezar los retrorelatos del Nº10 de la revista y confirmé lo mucho que mejoré, aunque esa es otra historia...

 

Al mundo del pulp casi llegué por accidente. Ya había leído algunas historias de Robert E. Howard de Solomon Kane o Conan el Bárbaro. Quizás había tenido algún acercamiento fortuito a Las Crónicas de la Espada Negra y a muchos relatos de ciencia ficción realizados por autores como Philip K. Dick, Ray Bradbury o Harlan Ellison, pero en general, mi conocimiento sobre este submundo era totalmente escaso. Y si ya hablamos del material literario que se creó en España, de eso prácticamente no sabía absolutamente nada. Sin embargo, rebuscando por la red me encontré con un concurso especial: uno de espada y brujería lanzado por la, en aquellos momentos, revista digital Ánima Barda, que pronto se iba a consolidar como la editorial Pulpture Ediciones. En esa ocasión no conseguí quedar finalista, pero me dio la oportunidad de dejar uno de mis relatos en el Nº3 de Ánima Barda y conseguiría aparecer en la edición digital de Compendio de ciencia ficción Blazar en clave de humor. Aunque lo que más les agradezco a ellos fue que me brindaron la ocasión de conocer a Julio M. Freixa, hacerme con un montón de amigos y camaradas escritores y aprender un poco más del mundillo del neopulp.


 
Después de eso, poco más: he publicado aquí y allá. Por ejemplo, en el Nº2 de Planeta Neo-Pulp, creada por Dlorean Ediciones. O también el Nº 5 de Vuelo de Cuervos, perteneciente al blog del mismo nombre. En general, manteniéndome en movimiento para poder seguir en juego.
 

 
Paralelo a todo esto, fui desarrollando mi carrera de autoedición en Wattpad, una plataforma virtual que te permite compartir muchos de tus escritos. Tuve la ocasión de participar en Desafío SciFi, un concurso promovido por la dirección de Wattpad en Español con el objetivo de fomentar la ciencia ficción en el servidor. Gracias a mi relato de Yo, Detective, pude alcanzar el segundo puesto. Desde entonces la afluencia, seguimiento y lecturas me han crecido una barbaridad. Cientos de usuarios me dejan todas las semanas sus comentarios, se implican y hacen que cada día sienta un mayor convencimiento de que, sin importar el dinero o la fama que consiga con esto, no pude haber escogido un mejor camino que el de la escritura.
Otro premio que conseguí es la oportunidad de autoeditar el relato de la mano del sello AutopublicARTE, por lo que si queréis haceros con una edición, pinchad en el enlace.
En la actualidad tengo varios proyectos bajo la manga. Algunos, todavía se resisten a ser adoptados por editoriales, aunque puede que opte por autopublicarlos por mi cuenta. Otros, están en plena gestación. En cualquier caso es posible que tenga una trayectoria actual modesta, pero soy un joven con mucha ambición, disciplina y un hambre de gloria insaciable.
Mi aventura literaria apenas acaba de empezar, y estaré contento si tú, lector, decides seguirme.

1 comentario: